Bueno, hoy he elegido un nuevo tema sobre el que escribir, que creo es de interés común, las energías renovables que se pueden usar en una vivienda, desgranando no solo si son útiles o no, sino sus puntos fuertes, funcionamiento y curiosidades.

Primero, quiero dejar claro que aquí voy a expresar mi opinión, que como es normal puede no ser compartida por todos.

Una vez aclarado el tema y el enfoque, vamos a mencionar las energías renovables que se pueden instalar en una vivienda o inmueble y que pueden ser significativamente útiles y/o viables.

  • La energía solar fotovoltaica: es como casi todos ya sabemos la reina de la corona en este caso, tanto en viabilidad como en eficiencia.
  • La energía solar térmica o termosolar: muchas veces la confundimos con la fotovoltaica, pero es muy distinta.
  • La energía minieólica: todos conocemos la energía eólica y hemos visto esos enormes generadores a los lados de la carretera, pues igual pero a pequeña escala.
  • La energía geotérmica: básicamente es calentar agua o aire usando la energía térmica (calor), que almacena la tierra.
  • La energía aerotérmica: el proceso es igual a la geotérmica solo que extrayendo el calor del aire del ambiente.
  • La energía por biomasa: Se considera biomasa a la materia orgánica originada en un proceso biológico utilizable como fuente de energía.

 

ENERGÍA FOTOVOLTAICA

Como ya dijimos antes, la fotovoltaica es la gran conocida de este campo, la más usada, eficiente (al menos en nuestro país) y rentable.

El funcionamiento, básicamente es que mediante unas placas (que las hay de varios tipos, con diferentes precios y eficiencias) se recoge la energía solar por medio de células fotoeléctricas, convirtiéndola (mediante un proceso que explicare en otro momento) en energía eléctrica, concretamente corriente continua a 12V o 24V según las placas. Esta corriente, es almacenada en una o varias baterías y de ahí a un conversor que transforma esta corriente en corriente alterna a 230V para poder usarla con normalidad.

 

Aunque depende del tipo de panel fotovoltaico, tipo de vivienda y de la zona, en buena parte de España, con la instalación de 9 o 10 paneles de 180W es más que suficiente para hacer frente al consumo eléctrico de la vivienda.

Hoy día en plena expansión 100% recomendable y rentable, amortizable a medio plazo de manera cómoda.

 

ENERGÍA TERMOSOLAR

Solemos confundirla con la fotovoltaica, pero su funcionamiento es totalmente distinto.

En este caso, también existen unas placas que recogen la energía del sol, pero no la convierten en electricidad, porque no hay células fotoeléctricas en estas placas, sino un circuito por el cual pasa un líquido, a menudo la propia agua de consumo y se calienta por su exposición al sol. De esta manera no se consigue electricidad de consumo, pero si agua caliente sanitaria (ACS) y calefacción para la vivienda, con el consecuente ahorro energético en las facturas de luz o gas.

 

Para la calefacción y ACS, hoy día es la mas extendida y por tanto la más rentable, por su bajo coste comparado con las otras competidoras en este campo de no generación de electricidad, pero si ahorro significativo en la factura de la luz, pues no olvidemos que una gran parte del coste de dicha factura va destinado a estos cometidos.

 

ENERGÍA MINIEÓLICA

Llamamos energía minieólica a aquella que utiliza aerogeneradores de pequeño tamaño y con una potencia inferior a los 100kW (la potencia media de una vivienda en España ronda los 4,5 kW). Esta energía, depende mucho de la situación de dicho aerogenerador, altura, obstáculos cercanos, cantidad y flujo del aire…

En esta ocasión, unas aspas empujadas por el viento, generan un campo magnético en el interior y lo convierten en energía eléctrica, exactamente igual a la fotovoltaica, o sea, genera corriente continua a menor voltaje que se almacena en baterías y se reconvierte a continua a 230V para su uso cotidiano.

Aunque ciertamente depende del viento que haga, los sistemas actuales están muy optimizados, son ligeros, silenciosos y eficientes. Los sistemas más compactos generan hasta 5kW y solo necesitan una velocidad de viento de 2 m/s para empezar a generar energía.

Existen dos tipos de turbinas, las de eje vertical, más silenciosas y menos eficientes y las de aspas, más conocidas por todos. Para instalar energía minieólica, primero debemos conocer la velocidad media del viento, que como mínimo debe ser de 4m/s.

Bajo mi punto de vista, no es tan eficiente como la fotovoltaica, en nuestro país al menos y la veo más como un complemento a esta en caso de disponer económicamente y situacionalmente la posibilidad de instalar ambas.

Es menos eficiente por norma general que la fotovoltaica, conlleva mas mantenimiento, hay menos desarrollo, en parte por su menor generalización, lo que supone también un menor número de profesionales dedicados este campo.

 

ENERGÍA GEOTÉRMICA

La  energía geotérmica en la vivienda, está directamente dirigida a la climatización y el agua caliente sanitaria (ACS), su funcionamiento está basado en el intercambio de calor entre un líquido refrigerante, que suele ser agua y la tierra. Aprovechan la energía contenida en la corteza terrestre en forma de temperatura. Esto es, aprovechan la temperatura del subsuelo para disminuir la energía necesaria para climatizar o generar agua caliente en nuestra vivienda. Este proceso sirve para calentar o enfriar.

En función de la superficie del terreno que dispongamos, existen varios tipos de instalación. Las instalaciones varían según el espacio disponible en el exterior de la vivienda y el tipo de terreno:

  1. Instalación horizontal: espacio suficiente para introducir conductos de entre 30 y 120 metros de longitud a una profundidad de 2,0-1,5m. Hay que disponer de espacio exterior para la instalación de los tubos de intercambio.
  2. Instalación vertical: si se dispone de espacio limitado. Pozos entre 25 y 100 metros de profundidad.
  3. Instalación de círculo abierto: utiliza la energía del agua subterránea.
  4. Instalación subacuática: presencia de estanque en las cercanías.

 

Con que consigamos una temperatura extraída del subsuelo de 15 grados ya supone un gran ahorro (tanto para calefactar como para refrigerar), con profundidades mayores podríamos llegar a los 50. Esta temperatura extraída de la Tierra no será suficiente para generar energía eléctrica pero, combinada con una bomba de calor de alta eficiencia (y una buena estrategia de arquitectura pasiva), se traducirá en un gran ahorro energético.

 

Bajo mi punto de vista, la geotermia, no tiene un gran mercado de explotación aun, quizás por desconocimiento de esta, pero tiene un gran potencial y en el futuro seguro será muy importante.

Los precios actuales en estos tipos de instalaciones son muy elevados y su amortización es muy a largo plazo.

 

ENERGÍA AEROTÉRMICA

Los sistemas de aerotermia son bombas de calor de última generación diseñadas para aportar refrigeración en verano, calefacción en invierno y, si se desea, agua caliente todo el año.

Extrae energía ambiental contenida en la temperatura del aire, incluso bajo cero y la transfiere a la habitación o al agua corriente.

Esto se consigue mediante el ciclo termodinámico que utiliza un gas refrigerante comprimido a bajísimas temperaturas para extraer calor del aire exterior.

Proceso muy similar al de un aire acondicionado (incluso el equipo lo es), pero, consume menos energía (según algunos estudios y los fabricantes hasta un 77% menos) que los sistemas de calefacción tradicionales y eso se aprecia en la factura mensual.

Los equipos son caros pero de fácil instalación, no requiere grandes obras o infraestructuras como la geotermia (lo que la hace mucho mas utilizable de forma general en cualquier tipo de inmueble, ya que como dijimos anteriormente, no es mucho mas que un equipo de aire acondicionado grande), su eficiencia parece (siempre bajo la información de los test realizados) muy aceptable.

Es una gran desconocida en las renovables, pero con un gran potencial, tiene también un gran margen de mejora de eficiencia  y económica cuando se generalice su uso.

 

LA ENERGÍA POR BIOMASA

La generación de energía por biomasa es otro sistema renovable cada vez más utilizado, al menos en su versión de caldera de pellets.

La biomasa de pellets se considera un combustible renovable porque el CO2 que se libera a la atmósfera después del proceso de combustión es el mismo que previamente han absorbido los árboles para producir la madera (balance de CO2 neutro). En los sistemas domésticos, mediante la combustión de la biomasa, obtenemos energía calorífica que se utiliza para calefactar la vivienda y generar agua caliente sanitaria (ACS).

En mi opinión, la instalación de una estufa de pellets es sencilla en una vivienda unifamiliar (en pisos no porque requiere de una salida de humos), pero, Si queremos instalar un sistema de biomasa debemos tener en cuenta que habrá que reservar un espacio como silo, para el almacenaje del combustible de biomasa. Según el tamaño de la vivienda y otros parámetros, como el aislamiento, número de usuarios, etc. necesitaremos una caldera de mayor o menor potencia y un silo más o menos grande.

WhatsApp chat